Cómo cuidar el cerebro de nuestros [email protected] frente a las pantallas

Publicado por fuenllanace en

Los padres actuales tenemos el reto de educar a nuestros hijos en el uso de las tecnologías. Es una realidad que requiere preparación por nuestra parte, conocer las oportunidades y amenazas de las pantallas. No podemos prescindir de ellas pues son una herramienta para el trabajo y la comunicación arraigada en la cultura actual.

En el colegio Fuenllana hemos apostado por la educación ecológica del uso de la tecnología, y para ello contamos con el asesoramiento de la Fundación Aprender a Mirar. Este trimestre se han diseñado e impartido varias sesiones de formación a profesorado y padres con expertos de la Fundación, adaptadas a tramos de edad (Infantil, Primaria, ESO Y Bachillerato).

Actualmente las pantallas tienen tanto protagonismo en nuestras vidas que hay que reflexionar sobre el uso ecológico y adecuado de las mismas para que no se conviertan en una adicción. Se trata de aprender a convivir con ellas y darles el lugar que les corresponde en la vida familiar. Tener estrategias y herramientas adecuadas junto con la formación necesaria del impacto neurológico que producen en nuestro cerebro, nos es valioso para educar a nuestros hijos.

Entender cómo funciona el cerebro de los niños ayuda a comprender el impacto que pueden tener en ellos las pantallas. Este tema es el que trató Rosa María Aguilar de la Fundación Aprender a mirar en una charla con padres de alumnos de 3 a 5 años. El título: «Cómo cuidar el cerebro de nuestros hijos frente a las pantallas»

En la introducción de la charla comentó algunos datos neurocientíficos de como se desarrolla el cerebro en estas etapas. Entender cómo es su funcionamiento ayuda a saber lo que puede ser o no conveniente.

El cerebro de los niños es muy plástico y  está en una fase de desarrollo decisiva, que determinará en gran medida su futuro. Las sinapsis -los puentes químicos por donde se comunican los axones y las dendritas-, se configuran en esta etapa por lo que toda actividad que realicen quedará ahí reflejada para siempre. Cuantas más conexiones neuronales, mayor desarrollo del cerebro.

Las conexiones que se están generando en el cerebro del niño, están determinadas por el trabajo que realizan cada instante. Actividades como la música, el ejercicio físico o  el juego con otros niños, facilitan que tengan lugar mayor número de conexiones neuronales. Sin embargo, un cerebro expuesto mayor tiempo a pantallas impide que se desarrollen conexiones neuronales y conviene saber que, las sinapsis menos utilizadas, son desechadas por el cerebro.

Cuanto mayor tiempo de exposición a las pantallas pasen, más conexiones determinadas por su interacción con ellas construirán, y las otras conexiones que no utilicen, quedarán inhabilitadas.

Otro aspecto interesante es que el cerebro utiliza para desarrollar su actividad glucosa, por lo que es importante la alimentación especialmente el un hábito saludable es tomar un buen desayuno. El descanso en el niño también es fundamental.

¿Cómo actuar entonces? ¿Les quitamos las pantallas del todo? Como decíamos al principio del artículo, se trata de aprender a convivir y de hacer un uso racional y moderado. Resumimos recomendaciones dadas por Aprender a mirar para la familia en 8 tips básicos para seguir con niños de 0 a 6 años .

1.Nunca usar las pantallas antes de dormir.

2.No desayunar, comer o cenar mirando las pantallas.

3.No utilizar las pantallas como premio

4.Las pantallas no deben ser el chupete emocional de nuestros hijos (cuando lloran, cuando comen, cuando se aburren…)

5.No recurrir a las pantallas cuando los niños molestan o tenemos algo importante que hace,

6.Las pantallas no deben sustituir al juego analógico

7.No usarlas más de 30 min.

8.¿Cómo usamos las pantallas los adultos? Eso es lo que aprenden nuestros hijos

Os dejamos el vídeo de la sesión completa.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *