6 Consejos para la vuelta al cole de los más pequeños

Publicado por fuenllanace en

Acaban las vacaciones y volvemos a la rutina, ¡por fin!. Los papás y mamás podéis estar deseándolo pero a los niños suele costarles el cambio de ritmo, especialmente si se incorporan al colegio por primera vez.

Las profesoras de la etapa de Infantil son quienes mejor saben lo que les cuesta a los alumnos la adaptación al colegio, ya que cada año se repite y lo acaban superando con éxito, cambiando los llantos por sonrisas. Por eso les hemos pedido algunas profesoras de Infantil del Colegio Fuenllana que nos proporcionen unos consejos útiles para las mamás y papás con niños de cero a cinco años.  Podrían haber hecho una larga lista pero los han sintetizado en seis tips:

  1. Retoma horarios y rutinas: después de meses acostándose más tarde de lo normal, es muy importante que días antes, vayan a volver a los horarios normales del día a día. 
  2. No te crees expectativas muy altas: aunque el año pasado le dejaras sin llorar todos los días, este año puede no ser igual. Volver al cole como si no hubiera ido nunca, sin presiones ni condicionamientos.
  3. Acompáñalos el primer día: Para ellos, sentir que estamos el primer día es fundamental para encararlo de forma positiva
  4. Motívalos: esta es la clave para que el curso vaya sobre ruedas.
  5. Prepara la mochila con ellos: implicarse juntos en lo que es para ellos su realidad diaria les ayuda mucho
  6. No les hables todo el rato del cole. Habla del tema cuando proceda. De no ser así esto les podría  provocar un efecto rebote.
Y sobre todo, ¡mucha paciencia! Los cambios generan en nosotros incertidumbre y también en los niñosCuadno comienza el colegio, puede estar más retraído en sus relaciones sociales o mostrarse más tímido que de costumbre. Cuando el sentimiento de seguridad y control se vaya asentando todo irá normalizándose. Si nos mostramos temerosos o inseguros le transmitiremos ese sentimiento de manera inconsciente. Crear una expectativa positiva de todo el proceso nos llevará a afrontarlo de esta forma y, lo mejor de todo, haremos que nuestros hijos aprendan a verlo así.
Cada experiencia de adaptación, como cada niño, es diferente. Démosle el tiempo que necesite para lograr desenvolverse con normalidad y hacer suyo el nuevo espacio, su nuevo ambiente, para hacerlo seguro y enriquecedor.

¡MUCHO ÁNIMO!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *